¿VICTORIA DEL DERECHO AL OLVIDO EN INTERNET?



DERECHO_AL_OLVIDO_EN_INTERNET_depsa_proteccion-juridicaEl 28 de junio del 2013 publicamos en este BLOG el artículo “El derecho al olvido en internet”. En el mismo hacíamos referencia a que el abogado del Tribunal de Justicia de la Unión Europea se había pronunciado dando la razón a Google en su disputa con la Agencia Española de Protección de Datos, al dictaminar que los servicios de motor de búsqueda en Internet no eran responsables de los datos personales incluidos en las páginas web, por lo que el buscador de Internet no tenía la obligación de borrar el contenido a petición de un usuario.

Parece que el criterio ha cambiado con la sentencia dictada el 13 de mayo del 2014 por el Tribunal de Justicia Europeo. Recordemos que la sentencia viene a colación de una cuestión planteada por la Audiencia Nacional sobre un ciudadano español que reclamaba eliminar los resultados que aparecían en Google al poner su nombre y apellidos, ya que aparecía una noticia del 1998 sobre la subasta de sus inmuebles relacionada con un embargo de deudas de la Seguridad Social.

La sentencia deja claro ahora que “los gestores de los motores de búsqueda- en tanto que durante la búsqueda de información recogen, extraen, registran y organizan datos de carácter personal en sus servidores a la vez que los conservan, comunican y facilitan el acceso a sus usuarios- están realizando operaciones por las cuales se entiende que hay un tratamiento de datos personales a la luz de la normativa”.

Se entiende, por tanto, que el buscador es responsable de ese tratamiento por determinar los fines y medios de su actividad, que tienen como consecuencia el tratamiento de datos de carácter personal, sin que los protocolos que proporcionan para excluir contenidos de su indexación les afecte, ya que siguen siendo responsables a pesar de ello.

Y, aunque Google, a través de la cual se gestiona la herramienta Google Search, tenga sede en un estado tercero, al crear aquella una sucursal o filial en un estado miembro destinada a garantizar la promoción y la venta de espacios publicitarios propuestos por Google Search y dirigir su actividad a los habitantes de dicho estado, se encuentra afecto por la Directiva 95/46 y debe respetarla.

En consecuencia, está obligado a eliminar de la lista de resultados obtenida […] vínculos a páginas web, publicadas por terceros”. Debido a la afectación significativa a los derechos fundamentales del reclamante.

De todas maneras es una sentencia que se pronuncia para este caso concreto planteado por el ciudadano español. Por tanto, en futuros casos que se planteen, distinto al expuesto, habrá que ver si se prioriza el derecho a la privacidad o el derecho a la información.

Como conclusión diríamos que las reclamaciones que se hagan para la retirada de contenidos que aparezcan en los gestores de motores de búsqueda, podrán ser retirados cuando resulte prioritario el derecho al honor, a la intimidad y a la propia imagen, frente al derecho de información.

Ignasi Mas Bargay
Abogado colaborador del Grupo Catalana Occidente