El TS ratifica el efecto retroactivo de la pensión alimenticia



El Tribunal Supremo, en su reciente sentencia de fecha 2 de febrero de 2018, reitera la doctrina contenida en sus últimas resoluciones judiciales, ST TS 389/2015, de 23 de junio, que especificaba que “en el supuesto de fijar una pensión alimenticia a favor de los hijos comunes por primera vez, debe aplicarse a la reclamación de alimentos por hijos menores de edad en situaciones de crisis del matrimonio o de la pareja no casada la regla contenida en el art. 148.1 CC , de modo que, en caso de reclamación judicial, dichos alimentos deben prestarse por el progenitor deudor desde el momento de la interposición de la demanda«.

A la anterior regla, se establecen algunas excepciones, como cuando se acredita por ejemplo, que el obligado al pago haya hecho frente a las cargas que comporta el matrimonio, incluidos los alimentos, hasta un determinado momento. En este caso, los efectos tendrían que retrotraerse a un tiempo distinto, puesto que de otra forma se estarían pagando dos veces.

Para los casos de la modificación de la pensión alimenticia, cuando ésta ya se ha declarado con anterioridad mediante una resolución judicial, debemos basarnos en la sentencia del Tribunal Supremo del 26 de marzo de 2014, Rec. n° 1088/2013, que determina que «cada resolución desplegará su eficacia desde la fecha en que se dicte y será solo la primera resolución que fije la pensión de alimentos la que podrá imponer el pago desde la fecha de la interposición de la demanda, porque hasta esa fecha no estaba determinada la obligación, y las restantes resoluciones serán eficaces desde que se dicten, momento en que sustituyen a las citadas anteriormente» .

En resumen, cuando se interpone una demanda en la que se reclama una pensión alimenticia para los hijos comunes, el devengo de dicha pensión será desde la fecha de interposición de la demanda y no desde la fecha de la resolución judicial.

 

Mireia Bonaventura