El TS clarifica el contencioso sobre los principales gastos hipotecarios

TS clarifica el contencioso sobre los principales gastos hipotecarios

Hasta hace poco existía un fuerte debate sobre los gastos generados al contratar una hipoteca, que ha generado no pocas demandas judiciales contra las entidades bancarias.

Por un lado, surgían dudas sobre a quién le correspondía el pago de los impuestos devengado con la constitución de una hipoteca (Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y el de Actos Jurídicos Documentados), que suponen aproximadamente el 70% de los gastos  y, por otro lado, quién debía asumir los demás gastos (registro, notaría y gestoría) que surgen con su contratación. 

En este sentido, el Tribunal Supremo ha dictado sendas sentencias, de 15 de marzo, que vienen a clarificar lo concerniente a la liquidación de los citados tributos y, en este sentido, no dejan lugar a dudas.

En efecto, tanto la sentencia 147/2018 como la 148/2018, a través de la Sala 1ª de lo Civil del Alto Tribunal  sintetizan perfectamente su contenido en el fallo:

(ii) En lo que afecta al pago del impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados habrá que estar a las siguientes reglas:

  1. Respecto de la constitución de la hipoteca en garantía de un préstamo, el sujeto pasivo del impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados es el prestatario (cliente bancario).
  2. En lo que respecta al pago del impuesto de actos jurídicos documentados, en cuanto al derecho de cuota variable en función de la cuantía del acto o negocio jurídico que se documenta, será sujeto pasivo el prestatario.
  3. En cuanto al derecho de cuota fija, por los actos jurídicos documentados del timbre de los folios de papel exclusivo para uso notarial en los que se redactan la matriz y las copias autorizadas, habrá que distinguir entre el timbre de la matriz y el de las copias autorizadas. Respecto de la matriz, corresponde el abono del impuesto al prestatario, salvo en aquellos casos en que exista un pacto entre las partes sobre la distribución de los gastos notariales y registrales, en los que también se distribuirá el pago del impuesto por la matriz. Mientras que, respecto de las copias, habrá que considerar sujeto pasivo a quien las solicite.
  4. Las primeras copias de escrituras notariales que documenten la cancelación de hipotecas de cualquier clase están exentas en cuanto al gravamen gradual de la modalidad «Actos Jurídicos Documentados» que grava los documentos notariales.

En cuanto a otros gastos, como el de tasación de la vivienda, estas sentencias no se pronuncian al respecto, pero es de esperar que el Tribunal Supremo lo haga próximamente. Así las cosas, los consumidores que tengan interés en reclamar a su banco por dichos gastos, deberán estudiar primero su alcance y conveniencia económica.

 

Fdo. Francisco Javier Cascales (Abogado)