RESPONSABILIDAD LEGAL DE LAS REDES SOCIALES “GOSSIP”



responsabilidad_legal_redes_sociales_DEPSA_proteccion_juridicaRecientemente, ha trascendido a los medios de comunicación una intervención, en Cataluña, de los Mossos d’Esquadra, para investigar y controlar una serie de denuncias presentadas fundamentalmente por jóvenes que se sentían insultados y calumniados en las redes sociales llamadas “gossip”.

Estas redes se han venido creando, fundamentalmente en escuelas y colegios, y se diferencian de otras redes sociales –facebook, Informers-, en dos características básicas. Esto es, el anonimato de la persona que redacta el mensaje, y sobretodo la publicación directa e inmediata del mensaje por parte de quien lo redacta, sin pasar por ningún filtro o autorización previa por parte de los “administradores de la red”.

La responsabilidad legal en que pueda concurrirse en estos casos, sea penal o civil, dependiendo de la entidad o gravedad del posible insulto, calumnia, descredito, etc. que pueda desprenderse del mensaje, puede seguir dos caminos:

Por un lado, la responsabilidad directa de la persona que publica el mensaje. Esta resulta clara y rotunda, con el problema, generalmente insalvable en este tipo de redes, del desconocimiento de quien es esa persona. Precisamente la nota de anonimato absoluto, es la que provoca, tanto que se redacten frases o se relaten situaciones incluso más allá de lo creíble o imaginable, y que su conocimiento se extienda rápidamente, con motivo de la curiosidad habitual que todos tenemos, como también la práctica imposibilidad, incluso por parte de las fuerzas públicas, de saber quién es la persona que las ha publicado.

Por otro lado, la responsabilidad en que pueden concurrir quienes han creado la red gossip en cuestión, los llamados administradores de la red. Como estos no tienen autorización o legitimación directa para publicar ellos lo que creen oportuno, sino que como hemos visto, es el anónimo quien “cuelga” directamente su mensaje en la red, su responsabilidad, según el artículo 16 de la Ley de la Sociedad de la Información  y el Comercio Electrónico, puede quedar exonerada si se acreditan dos supuestos básicos:. “Que no hayan tenido conocimiento de que la actividad y la información almacenada sea ilícita o lesiona bienes o derechos de terceros, susceptibles de indemnización” o bien “Que si lo tienen (a través de denuncia, queja, etc. por parte del perjudicado) actúen con diligencia para suprimir o inutilizar el enlace correspondiente”.

Leandro Marco Florensa
Abogado colaborador del Grupo Catalana Occidente