AUTORIZACIÓN DE RESIDENCIA POR INVERSIÓN



residencia-por-inversion-depsa-proteccion-juridicaEn fecha 28 de septiembre se publicó en el BOE la Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización. Entre otros muchos temas, y de conformidad con lo establecido entre los arts. 61 y ss de la referida Ley, se introducen determinados supuestos en los que, por razones de interés económico, se facilita y agiliza la concesión de visados y autorizaciones de residencia a extranjeros. Concretamente, a todos a aquellos que acrediten ser:a) Inversores, b) Emprendedores, c) Profesionales altamente cualificados, d) Investigadores, e) Trabajadores que efectúen movimientos intraempresariales dentro de la misma empresa o grupo de empresas.

En cuanto a los extranjeros no residentes que se propongan entrar en territorio español con el fin de realizar una inversión significativa de capital en España, podrán solicitar un visado de estancia, o en su caso, de residencia para inversores.

La propia Ley establece qué deberá entenderse como “inversión significativa”; encontrándose entre los supuestos previstos:

  • La adquisición de bienes inmuebles en España con una inversión de valor igual o superior a 500.000 euros por cada solicitante.
  • La realización de una inversión inicial por un valor igual o superior a 2 millones de euros en títulos de deuda pública española, o por un valor igual o superior a un millón de euros en acciones o participaciones sociales de empresas españolas, o depósitos bancarios en entidades financieras españolas.
  • La realización de un proyecto empresarial que vaya a ser desarrollado en España y que sea considerado y acreditado como de interés general; ya que supone la creación de puestos de trabajo, una aportación relevante a la innovación científica y/o tecnológica, etc.

Para ello, los inversores extranjeros tendrán que solicitar el visado en la embajada/consulado español en el país de origen, cuya concesión les dará derecho a residir por lo menos durante un año. Posteriormente, los que deseen residir durante un período superior al año, podrán solicitar una autorización inicial de residencia, que tendrá una duración de dos años.

Maria Ferré
Abogado colaborador del Grupo Catalana Occidente