¿QUIÉN RESPONDE CUANDO SE PRODUCE UN ROBO EN UN PARKING?



Cuando se produce el robo de un vehículo en el interior de un parking, ó de sus componentes y accesorios que se hallen incorporados funcionalmente de manera fija e inseparable, ¿debe responder el titular del parking de los daños y perjuicios que hemos sufrido, si a tal efecto se ha pagado un precio para estacionar el vehículo?.

Esta es una cuestión que viene regulada en la Ley 40/2002 de 14 de Noviembre reguladora del contrato de aparcamiento de vehículos. Y a tal efecto debemos responder que sí, siempre y cuando el titular del aparcamiento sea una persona o entidad que cede como actividad mercantil un espacio del cual es titular, a cambio de un precio determinado. Sólo en dichos casos el arrendador del espacio tiene el deber de asumir los deberes de vigilancia y custodia. No es el caso, por el contrario, del particular que como propietario de una plaza de garaje la arrienda a un tercero, pese a que por ello se pague un precio determinado.

De la persona que como actividad mercantil desarrolla dicha actividad, entre otras, nace la obligación de restituir al titular del vehículo el mismo en idénticas condiciones que se entregó, y por supuesto como obligación principal del usuario la de pagar el precio establecido.

Si se quiere que el propietario del aparcamiento también asuma la vigilancia y custodia, de otros elementos del vehículo, tales como móviles, radiocasetes y navegadores, como accesorios no fijos y extraíbles, debe estar contrastada expresamente su existencia en el interior del vehículo, y expresamente aceptados por el titular del aparcamiento. De no ser así, el titular del aparcamiento tampoco responde, en este caso, de su restitución.

Moises Bejarano González