¿QUÉ ES LA DOCTRINA PAROT?



145850624

La llamada Doctrina Parot se puso de actualidad, a raíz de la Sentencia dictada en octubre de 2013 por el Tribunal de Derechos Humanos mediante la cual la aplicación de dicha Doctrina vulneraba el Convenio de Derechos Humanos.

El origen de la misma radica en la Sentencia dictada por el Tribunal Supremo el 28 de febrero de 2006, que resolvía un recurso del terrorista Henry Parot, estableciéndose entonces una nueva interpretación de la ley española en cuanto al cumplimiento de las penas, con un nuevo computo sobre la redención de las mismas.

La consecuencia más inmediata de la Sentencia del 2006, estableció que los beneficios penitenciarios y la redención de penas, en supuestos de suma de varias penas por diversos delitos, se aplicarían con un cumplimiento sucesivo de las mismas, esto es, se aplicarían los beneficios penitenciarios sobre cada una de las penas de forma individual y sucesiva, y no sobre el máximo establecido de pena de prisión que se establecía en el Código Penal, alegando que la “refundición de penas” que hasta la fecha se producía, convertía el límite máximo de 30 años en una nueva pena, y no en un límite legal.

Es decir, los efectos prácticos fueron que los beneficios penitenciarios se aplicaban sobre la totalidad de la pena impuesta por sentencia firme, y no sobre el límite establecido de 30 años, lo que conllevaba alargar la estancia en prisión, por mucha redención que existiera.

En la meritada Sentencia por el contrario, el Tribunal de Derechos Humanos estableció que la aplicación de la denominada Doctrina Parot para aquellos delitos cometidos antes de 1995, vulnera claramente los derechos fundamentales de los presos, debido a que se les aplica una Ley de forma retroactiva, hecho que viene prohibido en nuestra legislación, por cuanto en el artículo 9 de la Constitución Española prevé expresamente el carácter irretroactivo de normas sancionadoras más desfavorables.

La Sentencia del Tribunal Europeo ha conllevado la libertad de varios presos (tanto terroristas como presos ordinarios) que se les aplicó dicha Doctrina, al poner de manifiesto que la Doctrina Parot atentaba contra Derechos Fundamentales.

 

Meritxell Torras

Abogada colaboradora del Grupo Catalana Occidente