IMPUESTO SOBRE EL INCREMENTO DEL VALOR DE LOS TERRENOS (PUSVALIA MUNICIPAL).



plusvalia_municipal_depsa_proteccion_juridicaEl Impuesto sobre el Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana es un tributo directo que grava el incremento de valor que experimenten dichos terrenos y se ponga de manifiesto a consecuencia de la transmisión de la propiedad de los terrenos por cualquier título o de la constitución o transmisión de cualquier derecho real de goce, limitativo del dominio, sobre los referidos terrenos. Están sujetas, por tanto, todas la transmisiones de terrenos, tanto a título oneroso (compraventas, permutas, etc.) como gratuito (donaciones), incluidos las transmisiones “mortis causa”, es decir por herencia.

Son sujetos pasivos (obligados al pago) el vendedor o transmitente, en las transmisiones a título oneroso; mientras que en las gratuitas o lucrativas (donaciones y herencias) lo es el adquirentre del terreno o la persona a cuyo favor se constituya o transmita el derecho real de que se trate.

La base imponible de este impuesto está constituida por el incremento del valor de los terrenos, puesto de manifiesto en el momento del devengo y experimentado a lo largo de un período máximo de 20 años. A efectos de la determinación de la base imponible, habrá de tenerse en cuenta el valor del terreno en el momento del devengo (fecha de transmisión) en Impuesto sobre Bienes Inmuebles (I.B.I.).

Sobre el valor del terreno en el momento del devengo, se aplicará el porcentaje anual que determine cada ayuntamiento, sin que aquél pueda exceder de los límites siguientes:

a.- Período de uno hasta cinco años: 3,7.

b.- Período de hasta 10 años: 3,5.

c.- Período de hasta 15 años: 3,2.

d.- Período de hasta 20 años: 3.

El tipo de gravamen del impuesto será el fijado por cada ayuntamiento, sin que dicho tipo pueda exceder del 30 %. La cuota íntegra del impuesto será el resultado de aplicar a la base imponible el tipo de gravamen.

Las ordenanzas fiscales de cada ayuntamiento podrán regular una bonificación de hasta el 95% de la cuota íntegra del impuesto, en las transmisiones de terrenos, y en la transmisión o constitución de derechos reales de goce limitativos del dominio, realizadas a título lucrativo por causa de muerte (herencias) a favor de los descendientes y adoptados, los cónyuges y los ascendientes y adoptantes.

La declaración deberá ser presentada en los siguientes plazos, a contar desde la fecha en que se produzca el devengo del impuesto:

a.- Cuando se trate de actos ínter vivos, el plazo será de treinta días hábiles.

b.- Cuando se trate de actos por causa de muerte, el plazo será de seis meses prorrogables hasta un año a solicitud del sujeto pasivo.

Juan Carlos Arregui Laborda
Abogado colaborador del Grupo Catalana Occidente