PROYECTO DE LEY DE REHABILITACIÓN, REGENERACIÓN Y RENOVACIÓN URBANAS



REHABILITACION_REGENERACION_Y_RENOVACION_URBANASEl 5 de abril del 2013 se envió a las Cortes el Proyecto de Ley de Rehabilitación, Regeneración y Renovación Urbanas, aprobado por el Consejo de Ministros.

Su objetivo es reconvertir el sector de la construcción, ya que, cerca del 60% de las viviendas se construyeron sin ninguna normativa de eficiencia energética y, además, de los 10,7 millones de viviendas en edificios de 4 ó más plantas, 4 millones aún no tienen ascensor y un porcentaje muy elevado están en deficiente estado de conservación.

Modificará: la Ley de Suelo, la Ley de Economía Sostenible, el Real Decreto-ley de medidas de apoyo a los deudores hipotecarios, la Ley de Ordenación de la Edificación, el Código Técnico de la Edificación y la Ley sobre Propiedad Horizontal.

Entre sus novedades, destaca que no sea necesario el acuerdo de la comunidad de propietarios (aunque se modifique el título constitutivo y los estatutos) para ejecutar las siguientes obras:

  • las necesarias para realizar ajustes de accesibilidad si residen personas con discapacidad, o mayores de setenta años (instalación de rampas, ascensores u otros dispositivos) siempre que el importe no exceda de 12 mensualidades de gastos comunes.
  • las impuestas por la Administración para cumplir el deber de conservación, rehabilitación, regeneración o renovación urbana.
  • obras que precisen ocupar los espacios públicos indispensables para la colocación de ascensores o reduzcan, al menos, un 30% la demanda energética anual de calefacción o refrigeración del edificio.

Este proyecto contempla también la regulación del Informe de Evaluación de Edificios (IEE), antes conocido como Inspección Técnica de Edificios (ITE), que pasa a ser estatal, antes dependía de las CC.AA. y de algunos Ayuntamientos. En éste se evaluará el cumplimiento de la normativa en materia de accesibilidad y la certificación de la eficiencia energética del edificio, de cara a cumplir la Directiva 2010/31/UE.

Esta certificación se adjuntará cuando una vivienda se ponga en venta o en alquiler.

Dicho Informe se realizará por encargo de las comunidades de propietarios y será obligatorio para los edificios con una antigüedad superior a 50 años así como los que pretendan acogerse a ayudas públicas para obras de conservación, accesibilidad o eficiencia energética.

El Informe tendrá una periodicidad mínima de 15 años.

Si la Administración comprobase que se incumple el deber de elaborar dicho Informe podrá ordenar su práctica a costa de los obligados, con independencia de las medidas sancionadoras que procedan.

Ignasi Mas Bargay
Abogado colaborador del Grupo Catalana Occidente