QUIÉN ES Y QUÉ FUNCIÓN TIENE EL PROCURADOR DE LOS TRIBUNALES



procurador-depsa-proteccion-juridicaEl Procurador es una persona Licenciada en Derecho y habilitado por el Colegio profesional de Procuradores, al que debe estar necesariamente adscrito para poder actuar legalmente. Se ocupa de representar procesalmente a las partes en cualquier tipo de procedimiento judicial.

La Ley de Enjuiciamiento Civil regula la figura del Procurador en los art. 23 a 35, junto a la figura del Abogado.

En vía civil su intervención no resulta obligatoria en juicios verbales inferiores a 2.000 €, ni para la petición inicial de los juicios monitorios.

En el orden jurisdiccional penal la regla es la de que el Procurador no es preceptivo en fase de instrucción. En el Procedimiento Abreviado, no es necesaria la intervención del Procurador hasta el trámite de apertura del Juicio Oral. No obstante, para interponer querella, deberá presentarse siempre por medio de Procurador y Abogado.

En los procedimientos contenciosos-administrativos, la regla general es la de que es preceptiva la representación por medio de Abogado y Procurador.

En vía laboral, la representación es facultativa y puede hacerse mediante Abogado, Graduado Social o Procurador.

Mientras que el abogado, ayuda a la parte a ganar su derecho, el procurador, en cuanto representante de la parte, se encarga de realizar en su nombre todas las actuaciones necesarias ante a los Juzgados. Como representante procesal técnico de la parte, para que pueda comparecer válidamente en el proceso, será necesario que se le apodere expresamente; bien mediante una designa apud acta, esto es, apoderándole de forma específica ante la Secretaría del Juzgado en cuestión que conoce de nuestro pleito o bien mediante un poder general para pleitos, en el que se le confiera apoderamiento para la representación procesal en cualquier tipo de procedimiento. En caso de que se interponga querella, será necesario un poder específico en el que se identifique detalladamente a la persona contra la que va a dirigirse el procedimiento penal.

Además, el procurador asume la gestión del proceso: es la persona que se encarga de recibir las notificaciones, de realizar los traslados de los escritos que elaboran los abogados a otros procuradores, presentan los escritos de los abogados ante los Juzgados y realizan el seguimiento puntual de los procedimientos judiciales.

La ventaja es que es una persona preparada y con conocimientos en Derecho suficientes para seguir el curso del procedimiento y poder desenvolverse ante cualquier incidente que tenga lugar ante los Juzgados.

Irene Navarrete Fombella
Abogada colaborador del Grupo Catalana Occidente