MAS SOBRE LA REFORMA LABORAL



Ha entrado en vigor el día 15 de junio el RD 801/2011 por el que se aprueba el Reglamento del procedimiento de regulación de empleo, que era uno de los compromisos del Gobierno derivados de la Ley 35/2010 de medidas urgentes de reforma del mercado de trabajo.

De su contenido destaca el denominado Plan de acompañamiento social, que debe aportarse a la solicitudes de ERE para empresas de más de 50 trabajadores, que se considera el instrumento para favorecer la recolocación de los afectados y la mejora de su empleabilidad, y que contemplará las medidas previstas por la empresa en orden a:

-evitar o reducir los efectos de la regulación de empleo,
-las medidas necesarias para atenuar sus consecuencias para los afectados,
-las medidas para posibilitar la continuidad y viabilidad del proyecto empresarial.

Asimismo, es destacable otro punto que parte del texto de la citada reforma, que daba un nuevo redactado al artículo 51 del ET, donde se justificaba la presentación de un ERE cuando existía la situación “económica negativa de la empresa, en casos tales como la existencia de pérdidas actuales o previstas….”.

El sostener una medida tan extrema como es un ERE en base a unas pérdidas previstas puede abrir interrogantes sobre su aplicación efectiva, pero para ello el artículo 6.3 del RD 801/2011 establece los requisitos prácticos para informar de los criterios utilizados para su estimación, que a parte de los usuales por causas económicas (memoria explicativa, documentación contable…), son:

-Informe técnico sobre el carácter y evolución de la previsión de pérdidas basado en datos obtenidos a través de las cuentas anuales.
-De los datos del sector.
-De la evolución del mercado.
-De la posición de la empresa en el mercado.
-Acreditar el volumen y carácter permanente transitorio de las pérdidas para justificar la razonabilidad de la decisión extintiva.

Es pues una nueva medida de flexibilización en el marco laboral para adaptar la estructura de las empresas a la situación coyuntural, y en este caso, en base a unas previsiones negativas aún no consumadas.

Alex Serra Aragay