CONSECUENCIAS DE LA FUTURA DESPENALIZACIÓN DE LAS LESIONES CAUSADAS POR IMPRUDENCIA LEVE EN ACCIDENTE DE TRÁFICO



lesiones-accidentes_depsa_proteccion_juridicaEstá previsto que, en un futuro próximo, se proceda a la derogación del actual Libro III del  Código Penal, que trata de las faltas y sus penas, lo que supondrá dejar de hablar de “faltas” y, por este motivo, que se despenalicen las lesiones causadas en accidente de tráfico debido a la negligencia de un tercero, cuyo enjuiciamiento en la actualidad se halla tipificado por el artículo 621 del citado código. En definitiva, que en lo sucesivo tengamos que reclamar necesariamente a través de la vía civil, sea a través del juicio verbal o del ordinario en función de la cuantía reclamada, lo que hasta ahora se podía hacer a través de la presentación de una simple denuncia.

Ello implicará necesariamente un aumento en los costes de cualquier reclamación de estas características habida cuenta que, a diferencia del procedimiento civil, en el que para empezar deberemos liquidar las tasas correspondientes, en el juicio de faltas no es preciso ir asistido por abogado ni por un procurador. Además, a través del citado procedimiento penal, el perjudicado es explorado, sin coste alguno para él, por el Médico Forense adscrito al juzgado que conozca del asunto, circunstancia que cambia en el caso de reclamar a través de la vía civil, en cuyo caso deberemos recurrir a los servicios de un perito particular o de perito judicial (especialista en valoración del daño corporal) que, como decimos, puede tener un coste elevado para nuestros bolsillos; debiendo de pensar que, únicamente y de forma excepcional podría intervenir el Médico Forense en el proceso civil en los supuestos en que el demandante goce del beneficio de justicia gratuita (a tenor del art. 6 de la Ley de asistencia jurídica gratuita), de cumplirse las condiciones del  párrafo 2º del artículo 435 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, o en calidad de testigo-perito, si con anterioridad se inició una causa penal, que fuese posteriormente sobreseída por no resultar los hechos constitutivos de infracción penal, en la que hubiese emitido su informe de sanidad del perjudicado.

Finalmente, cabe añadir que la futura despenalización de la falta de imprudencia leve con resultado de lesiones no afectará a la vigencia del delito de imprudencia grave con resultado de lesiones, previsto y penado en el artículo 152 del Código Penal.

 Francisco Javier Cascales
Abogado colaborador del Grupo Catalana Occidente