LA EJECUCION HIPOTECARIA ESPAÑOLA ADOLECE DE DEFICIENCIAS LEGALES



ejecucion-hipotecaria-espac3b1ola-adolece-deficiencias-legales.jpgEl 14 de marzo de 2013 el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha dictado una Sentencia de la que se ha hecho eco en todos los medios de comunicación.

La importancia de dicha Sentencia recae en que la Comunidad Europea ha manifestado de forma contundente que los procedimientos de ejecución hipotecaria tal y como están previstos en la legislación española, pueden producir una indefensión en el consumidor, que es precisamente lo que las directrices comunitarias intentan evitar.

En este sentido, se manifiesta que hasta la fecha en los procedimientos de ejecución hipotecaria los motivos para la oposición a dicha ejecución están tasados en la Ley, provocando que no pueda alegarse en el proceso otras causas que las establecidas, como por ejemplo que existen cláusulas que puedan considerarse abusivas. Por ello, para que el consumidor pueda impugnar o demandar en relación a dicho tipo de cláusulas, debe interponer otro procedimiento, que NO paraliza la ejecución de la vivienda.

En la práctica habitual, ello se traduce en que dado que el proceso de ejecución hipotecaria es más rápido, cuando el Juez del otro procedimiento acuerda que existen cláusulas abusivas, ya se ha perdido la vivienda, por lo que la Comunidad Europea se ha preguntado ¿de qué sirve la determinación de que el préstamo hipotecario contiene cláusulas abusivas si ya se ha perdido la vivienda? Perdiendo eficacia real para el consumidor que se le reconozca que existen cláusulas contrarios a la buena fe.

Para solucionar este punto, la Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, deja más margen de decisión a los Jueces de lo que tenían hasta la fecha, por lo que si se interpone un proceso para que un Juez dictamine, en su caso, el abuso en una cláusula, se pueda como medida cautelar proceder a la suspensión de la ejecución de la vivienda.

Asimismo, otro punto altamente controvertido es el de los intereses de demora, que en algunos casos, llegan hasta casi el 20%, por ello, la Sentencia establece que las directrices comunitarias considerarán abusiva aquellas cláusulas que impongan al consumidor que no cumpla con sus obligaciones una indemnización desproporcionadamente alta.

Y finalmente, el último de los puntos referenciados en la Sentencia es la opción de la entidad bancaria de dar por vencidas la totalidad de las cuotas pendientes ante un impago, opción que tienen según la legislación española vigente, cierto es, que en la práctica la mayoría de los bancos esperan al tercer impago, pero la Sentencia refiere que para poder anticipar la totalidad del préstamo pendiente debe tenerse en cuenta si el incumplimiento del consumidor es suficientemente grave en comparación a la duración y cuantía del préstamo.

La Sentencia NO garantiza que no se pierda la vivienda, ni que se paralice la ejecución instada, se limita a dar más opciones al consumidor para defenderse, hecho que se prioriza en las directrices comunitarias. La decisión del Tribunal de Justicia de la UE haciendo patente la indefensión que el consumidor español puede tener ante la ejecución de su vivienda, ha provocado que el Gobierno anuncie una modificación en la legislación vigente a fin de adaptarla a la normativa comunitaria, si bien, de momento se trata de un mero anuncio de intenciones.

Meritxell Torras Rey
Abogada colaborador del Grupo Catalana Occidente