EL INDULTO EN EL SISTEMA JUDICIAL ESPAÑOL



indulto-depsa-proteccion-juridicaEn nuestro sistema judicial, se entiende por indulto, la posibilidad de remitir o anular, en todo o en parte, las penas a que hubiese sido condenado un delincuente, y que todavía no se hubiesen cumplido.

En ningún caso, la concesión del indulto, supone que se anule la responsabilidad civil derivada del delito, ni tampoco las costas o gastos judiciales del procedimiento.

La Ley de Indulto vigente, data de 18 de junio de 1870, si bien fue reformada por la Ley 1/1988, de 14 de enero, y regula todos los aspectos de la institución, personas, clases, efectos y procedimiento de su otorgamiento.

¿Cuándo puede dictaminarse un indulto? Según nuestra legislación, podrá formalizarse un indulto cuando “resulte legalmente penada una acción u omisión, que a juicio del Tribunal, no debiera serlo, o cuando la pena impuesta sea notablemente excesiva, atendidos dos factores fundamentales, “el mal causado por la infracción” y/ó “las circunstancias personales del reo”. Es decir, en pocas palabras, cuando a alguien legalmente se le impone una pena excesiva (muchos años por ejemplo, de prisión) por haber cometido un delito escasamente grave –desde el punto de vista social-, o bien cuando el condenado está totalmente rehabilitado de su condición de delincuente (porque por ejemplo, hayan pasado muchos años desde que cometió el delito hasta que ha sido condenado por un tribunal o juez penal).

¿Quién puede pedir el indulto? Lo pueden solicitar, tanto el propio penado, sus parientes, o incluso cualquier otra persona en su nombre. Puede ser también propuesto por el propio Tribunal o juez que dictó la sentencia condenatoria. O por el Fiscal que actuó de acusador en el procedimiento judicial. Y por último, caso que se ha dado más frecuentemente en los últimos tiempos, puede ser propuesto por el Gobierno, que además tiene la capacidad legal de formar el correspondiente expediente de indulto, incluso aunque este no hubiese sido solicitado por los particulares o por los tribunales de justicia.

¿Quién otorga el indulto? Por último, la capacidad de concesión final del indulto, ya sea este total o parcial, y una vez oídos en el expediente tanto los propios implicados como el Tribunal o Juez sentenciador, lo otorga el Gobierno, mediante un Real Decreto acordado por el Consejo de Ministros, firmado por el Rey, y con el expreso refrendo del Ministro de Justicia.

Leandro Marco Florensa
Abogado colaborador del Grupo Catalana Occidente