¿ES POSIBLE PASEARSE DESNUDO POR LA CIUDAD?



 La pregunta que nos hacemos es si la actual legislación española, permite o no pasearse desnudo por la calle.

En alguna ciudad de nuestra geografía, aparte de reuniones fotográficas de multitudes desnudas con motivos artísticos, hemos comprobado muchas veces que algunas personas se muestran en las calles tal como salen de las playas, sobretodo lógicamente en los meses de verano, sin ninguna o escasa ropa que les proteja.

Desde hace unos años, multitud de municipios españoles, y fundamentalmente en la zona litoral de la península, reglamentariamente establecieron la posibilidad del nudismo público, basándose en que su prohibición incumplía las más elementales normas constitucionales, de libertad individual de creencias, culturas y movimientos.

Municipios como El Ejido (Almería), Adeje ó Granadilla (Tenerife), Tarifa (Cádiz), Alicante, Mataró o Vilanova (Barcelona), y sobretodo -por la polémica suscitada- Getxo (Vizcaya), tuvieron que anular reglamentaciones que prohibían expresamente la existencia de playas nudistas en su correspondiente término municipal, ante la presión de agrupaciones sociales de carácter naturista, que se amparaban en que la abolición de la llamada Ley de escándalo público, en el año 1989, despenalizaba completamente la conducta nudista en nuestro país.

Lo cierto es que en la actualidad, y coincidiendo con otra reglamentación prohibitiva, aunque de carácter totalmente inverso al mencionado, que pretende evitar el paseo en espacios públicos de mujeres de origen islámico tapadas con el burka, también se están debatiendo una serie de reglamentos municipales que prohibirán el paseo por las vías públicas sin camiseta, o solamente vestidos en traje de baño.

No obstante, y de momento, la normativa generalizada en nuestro país, no prohíbe en ningún caso, ni pasearse desnudo, ni pasearse totalmente tapado con un burka, ni en definitiva, vestido -o desvestido- con cualquier indumentaria, sea del género que sea.

Leandro Marco Florensa