EL MALTRATO ANIMAL EN EL CODIGO PENAL



Cada vez es más habitual en los medios de comunicación noticias sobre el maltrato a los animales domésticos, y existe desconocimiento sobre si tales hechos están o no castigados en la legislación penal vigente.

En España existe una legislación sobre el maltrato a los animales domésticos, que regula desde la propia tenencia del animal hasta los casos más graves de maltrato. Existiendo una legislación estatal, diferenciada de las distintas Comunidades Autónomas.

Debido a la última reforma del Código Penal, que entró en vigor en diciembre de 2010, nos centraremos en el presente artículo en las modificaciones que ha sufrido dicha norma en relación con el maltrato animal.

El Código Penal (en adelante CP) regula el maltrato al animal doméstico tipificando las acciones bien como delito o como falta.

El delito condena con penas de 3 meses a 1 año de prisión, así como a la inhabilitación de 1 a 3 años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales.

Con la última reforma se mantienen las penas antiguas pero se aumenta la protección, ya que anteriormente, se castigaba la acción de maltratar con ensañamiento, ello implica que cualquier acción de maltrato que no fuera con ensañamiento quedaba directamente fuera de la tipificación como delito. Como ensañamiento se entiende la agravación innecesaria del dolor, es decir aumentar deliberadamente el padecimiento. Ello, es un cambio sustancial, dado que en la actualidad el CP castiga el que por cualquier medio o procedimiento maltrate injustificadamente a un animal doméstico causándole la muerte o lesiones que menoscaben gravemente su salud. Por lo que al no requerir el ensañamiento, se aumenta las acciones de maltrato que pueden ser consideradas delito y castigarse con pena de prisión.

¿Y para aquellas acciones de maltrato a los animales domésticos que no puedan considerarse delito? El legislador lo ha regulado como falta (Artículo 631 y 632 CP), con ello el legislador ha querido garantizar que no queden impunes las acciones de maltrato que no puedan considerarse delito, siendo las penas para la falta, de multa o de trabajos en beneficio de la comunidad, pero nunca de prisión. El artículo 632 CP, que no se ha modificado con la nueva reforma, condena con pena de multa de 20 a 60 días o trabajos en beneficio de la Comunidad de 20 a 30 días, a quien maltrate de forma cruel a un animal doméstico, mientras que la acción de abandonar a un animal doméstico en condiciones que pueda peligrar su vida o su integridad sigue estando tipificada en el CP y se ha aumentado la pena de multa de 15 días a 2 meses, y no de multa de 10 a 30 días como sucedía antes de la reforma.

La reforma en el Código Penal responde a la necesidad de acercarnos más a las legislaciones europeas que van mucho más adelantadas en la defensa de los derechos de los animales, y garantiza que cualquier persona que presencie un maltrato a un animal doméstico, puede denunciar el hecho en la autoridad competente para hacer aplicar las leyes.

MERITXELL TORRAS REY