EL DERECHO DE DESISTIMIENTO DE LOS CONSUMIDORES Y USUARIOS



Como explicábamos hace unos meses, el pasado mes de marzo se modifico la Ley de Consumidores y Usuarios (Ley 3/2014, de 27 de marzo), con el fin de acomodarla a la nueva normativa europea, en cuanto a la protección de los consumidores en los contratos celebrados “a distancia” o “fuera de los establecimientos mercantiles”; siendo en la práctica muy relevantes las nuevas disposiciones relativas al derecho de desistimiento que tiene todo consumidor en este tipo de adquisiciones.

Con carácter general, este derecho de desistimiento se amplía de los 7 días que fijaba anteriormente la Ley, a 14 días naturales. Es decir, antes de los 14 días, sin necesidad de justificación o de motivación alguna, se puede devolver lo adquirido, recuperando automáticamente el precio pagado por ello.

Sin embargo, es importante conocer que el vendedor tiene la obligación legal de “información y documentación” cuando está vendiendo el producto. De manera que si esta obligación no se produce, es decir, si se vende el producto sin ninguna información y documentación adjunta al mismo que explique todos los componentes y precisiones de lo que se está comprando, aquel plazo de 14 días se amplía al plazo de 12 meses. De manera que el comprador, sin motivación o explicación ninguna, si no está de acuerdo o no le gusta lo que ha comprado, y además el producto no fue remitido con las explicaciones informativas y documentales básicas, puede ser perfectamente devuelto por ejemplo, al cabo de 11 meses de haber sido adquirido, debiendo el vendedor devolver el dinero pagado por tal producto.

Obviamente, la recomendación es que el producto comprado se devuelva adjuntando una justificación documental (carta certificada, correo electrónico, burofax…) indicando que se devuelve el producto y se requiere al vendedor para la devolución del dinero pagado en su día para su adquisición.

En todo caso, si dentro de ese amplio plazo de 12 meses, el vendedor subsana la obligación de información y documentación que como hemos visto, tiene legalmente que entregar al comprador, el plazo entonces se restringe, volviendo a contar un plazo limitado de 14 días, desde el día en que se subsana y se entrega al comprador tal información y documentación.

Por último, mencionar que si el vendedor hace caso omiso a la devolución del producto, la vía legal de reclamación será la de la correspondiente demanda judicial.

Leandro Marco Florensa.
Abogada colaborador del Grupo Catalana Occidente