EL DELITO DE ABANDONO DE FAMILIA



EL DELITO DE ABANDONO DE FAMILIAEn la actualidad, está penado como delito con pena de tres meses a un año o multa de seis a veinticuatro meses, el llamado delito de abandono de familia, en referencia a la dejación del deber paterno-familiar de hacer frente a las obligaciones alimenticias fijadas en sentencia de separación, divorcio o procedimiento de guarda y custodia.

Es decir, la ley no castiga el abandono del domicilio conyugal cuando uno de los progenitores decide dejar al resto de la familia, sino que no se atiendan las obligaciones de asistencia y ayuda, cuando realmente tiene medios económicos suficientes para hacer frente a los mismos y no lo hace porque no quiere.

No obstante lo anterior, debemos puntualizar que aunque normalmente este delito suela darse en el caso de incumplimiento de los deberes relativos al abono de la pensión alimenticia de los hijos menores; pueden instar el procedimiento también el cónyuge, incapacitados o ascendientes que tengan un derecho reconocido a percibir algún tipo de ayuda o alimentos por parte de la persona que es denunciada.

Este delito es compatible con la vía civil de reclamación de cantidad – ejecución de Sentencia –, por lo que una persona puede encontrarse que se le reclame por las dos vías.

Por último, especificar que es necesaria denuncia previa de la persona perjudicada – en el caso de incumplimiento de pensiones de alimentos la madre o progenitor custodio del menor- para que se aperture el procedimiento.

Mireia Bonaventura