CÓMO DEVOLVER UN RECIBO BANCARIO



Con los avances e innovaciones tecnológicas que rodean hoy en día la sociedad en la que vivimos, es habitual y frecuente que los pagos que deben hacerse de forma periódica se hagan a través de un cargo bancario. De esta manera, el cliente de un banco paga de forma automática los servicios contratados sin necesidad de moverse de casa ni de preocuparse por tener que ir a pagar los recibos.

No obstante ello, y según la Ley 16/2009, de servicios de pago es necesario que SIEMPRE y PARA CUALQUIER PAGO, los usuarios bancarios den su CONSENTIMIENTO al el recibo que se paga.

¿Cómo debemos actuar ante el cobro de un recibo domiciliado indebido o excesivo? Si nos pasan al cobro un recibo indebido cuyo pago no se ha autorizado disponemos de un plazo de 13 meses para informar al banco de la devolución del mismo.

En el caso en que el cargo domiciliado sí estuviera autorizado pero fuera de un importe excesivo o con el que no se está conforme, se dispone de ocho semanas para dar la orden de devolución al banco. En este caso, sólo podrá procederse a la devolución en dos casos:

  • cuando se dio autorización para el cobro pero no se especificó el importe exacto.
  • Cuando se tarta de un importe cuya cantidad excede lo que se podía esperar. Este caso sólo podrá producirse cuando se trate de cargos periódicos y pueda acreditarse un consumo regular y de repente, una factura con un coste desmesurado.

Una vez se da la instrucción al banco de devolver el recibo, el banco debe reintegrar el importe en la cuenta bancaria del cliente en el plazo de 10 días.

¿Qué riesgos tiene la devolución de un recibo domiciliado? Hay empresas que cuentan con sistemas automáticos de registro en ficheros de morosos como la RAI o ASNEF y podría aparecer su nombre inscrito en un de ellos con los perjuicios que ello le puede suponer a la hora de que se le conceda un crédito o una hipoteca, entre otros. Otras empresas se sirven de otros métodos como el de interrumpir el suministro del que se ha interrumpido el cobro.

Irene Navarrete Fombella
Abogado colaborador del Grupo Catalana Occidente