La devolución del IVA en las facturas impagadas

Cómo tramitar la devolución del IVA de las facturas impagadas

Cualquier empresario, ya sea de una gran empresa o se trate de un trabajador autónomo, debe abonar trimestralmente el IVA de sus facturas. Pero, ¿qué pasa con las facturas que todavía no se han cobrado? Debes saber que puedes solicitar la devolución de su IVA. Te contamos cómo debes proceder.

Recuperar el IVA de facturas impagadas

La recuperación del IVA de facturas impagadas es un tema complejo. Es necesario que estas facturas no abonadas cumplan una serie requisitos de tiempo y de forma y, en especial, que estas facturas sean total o parcialmente incobrables. Además, hay que seguir un procedimiento concreto para reclamarlas.

¿Qué requisitos deben cumplir estas facturas?

En primer lugar, vamos a señalar los requisitos que deben cumplir las facturas para poder solicitar la devolución:

  1. Que haya transcurrido un año desde el devengo del impuesto repercutido sin que se haya obtenido el cobro de todo o parte del crédito derivado del mismo. Este plazo pasa a ser de seis meses cuando el titular del derecho de crédito sea una PYME (empresario o profesional cuyo volumen de operaciones en el año natural inmediato anterior no haya excedido de 6.010.121,04 euros).
  2. Que esta circunstancia (que el crédito no se haya cobrado) haya quedado reflejada en los libros registros exigidos para este impuesto.
  3. Que el destinatario de la operación (el deudor) actúe en la condición de empresa-rio o profesional, o, en otro caso, que la base imponible, IVA excluido, sea superior a 300 euros.
  4. Que el sujeto pasivo (el acreedor) haya instado su cobro mediante reclamación judicial al deudor o por medio de requerimiento notarial al mismo, incluso cuando se trate de créditos afianzados por Entes públicos.

¿Cuándo no procede la devolución del IVA?

No procederá la modificación de la base imponible (es decir la devolución) cuando se trate de créditos que disfruten de garantía real, estén afianzados por entidades de crédito o sociedades de garantía recíproca, o cubiertos por un contrato de seguro de crédito o de caución, en la parte garantizada, afianzada o asegurada, así como en el caso de créditos entre personas o entidades vinculadas a efectos del IVA, y aquellos que se refieren a operaciones cuyo destinatario no está establecido en España.

Cuando exista un auto de declaración de concurso para los créditos correspondientes a cuotas repercutidas por operaciones cuyo devengo se produzca con anterioridad a dicho auto (créditos concursales), tampoco procederá la modificación de la base imponible con posterioridad a dicho auto. En este caso, la base imponible únicamente podrá reducirse conforme a lo dispuesto en el artículo 80.Tres Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido.

Cómo efectuar la reclamación del IVA

La modificación debe efectuarse en el plazo de los tres meses siguientes a la finalización del plazo de un año (o, en el caso de PYMES, del plazo de seis meses) desde el momento del devengo de la operación o del vencimiento del plazo o plazos impagados si se trata de operaciones a plazo.

Para solicitar la devolución del IVA de las facturas impagadas, el acreedor deberá realizar los siguientes pasos:

  1. Expedir en serie específica y remitir al destinatario de las operaciones una nueva factura (factura rectificativa) en la que se rectifique o anule la cuota repercutida, debiendo acreditar tal remisión.

    Es decir, si eres una PYME y emites una factura en noviembre de 2018, por ejemplo, se considerará no cobrada en mayo de 2019, y podrás emitir la factura rectificativa hasta agosto de 2019.

    En esta factura rectificativa, la base imponible y la cuota se pueden consignar, bien indicando directamente el importe de la rectificación, sea el resultado positivo o negativo, o bien, tal y como queden tras la rectificación efectuada. En este último caso es obligatorio señalar el importe de la rectificación.
  2. Haber facturado y anotado en el libro registro de facturas expedidas las operaciones en tiempo y forma.
  3. Comunicar a la Delegación o Administración de la AEAT correspondiente a su domicilio fiscal, en el plazo de un mes contado desde la fecha de expedición de la factura rectificativa la modificación de la base imponible practicada, haciéndose constar que dicha modificación no se refiere a créditos excluidos de la posibilidad de rectificación.

    Desde el 1 de enero de 2014 se debe comunicar por vía electrónica, a través del formulario disponible a tal efecto en la sede electrónica de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria.

    3.1 Previamente a la presentación de la comunicación, se deberá presentar a través del registro electrónico mediante la opción «Aportar documentación complementaria» la siguiente documentación:

    · Copia de las facturas rectificativas
    · Documento de reclamación judicial, o requerimiento notarial, o Certificado del Ente público.
    · En el supuesto de grandes empresas, además de lo anterior, la relación de las facturas rectificativas.

    La presentación de la documentación complementaria generará un Código del asiento de registro que de manera obligatoria se deberá consignar en el apartado «Documentación adicional obligatoria» de la Comunicación de modificación de bases imponibles.

Una vez obtenido el código del asiento de registro, la comunicación se podrá realizar y presentar por medio del certificado electrónico.

Además de todos estos requisitos, es preciso la colaboración del deudor habida cuenta que el destinatario de la operación afectada por la modificación.

Si éste tiene la consideración de empresario o profesional, deberá:

  1. Hacer constar en la declaración-liquidación del período en que se reciban las facturas rec-tificativas, el importe de las cuotas rectificadas como minoración de las cuotas deducidas.
  2. Comunicar a la Delegación o Administración de la AEAT correspondiente a su domicilio fiscal la circunstancia de haber recibido las facturas rectificativas, consignando el importe total de las cuotas rectificadas incluidas, en su caso, el de las no deducibles en el plazo de presentación de la declaración-liquidación mencionada.

    Nuevamente, recordamos que desde el 1 de enero de 2014 se debe comunicar por vía electrónica, a través del formulario disponible para tal efecto en la sede electrónica de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria.

Juan Carlos Arregui