LOS DERECHOS DE LOS CONSUMIDORES, ANTE LA EXIGENCIA DE MOSTRAR EL CONTENIDO DE SUS BOLSOS O MOCHILAS



Cada vez más, se plantea la problemática creada por algunos establecimientos comerciales, cuando éstos exigen a sus clientes que les muestren el contenido de sus bolsos, mochilas, etc. El supuesto más común, se da en los comercios de alimentación, cuando tienen junto a la caja registradora un cartel con el texto «por favor, muestre su bolso a la Cajera».

Señalar que la exigencia indiscriminada -por parte de un establecimiento comercial- de mostrar el contenido de un bolso a las cajeras del establecimiento, es un hecho que claramente incide -por lesivo- en la dignidad y en la intimidad o privacidad de las personas.

En cambio, los agentes de seguridad privada, prestan servicios complementarios y subordinados de los servicios de Seguridad Pública, debiendo aplicar y respetar los mismos principios que ésta última, y actuando también con congruencia y proporcionalidad en la utilización de sus facultades y de los medios disponibles. Esto supone que los vigilantes de seguridad están facultados (siempre y cuando, existan indicios concretos de la comisión de un hecho delictivo) para solicitar de una persona, que se encuentre en el interior de un establecimiento comercial de cuya vigilancia estuviesen encargados, que le muestre el contenido de un bolso o paquete que pudiera portar. Ahora bien, esta actuación únicamente puede ser realizada por los vigilantes de seguridad, y nunca puede ser adoptada de forma generalizada.

Por ello, la exigencia generalizada en un establecimiento comercial, de «mostrar el bolso a la cajera», en cuanto destinada a la evitación de la comisión de actos delictivos, pertenece a materia de seguridad privada, y por tanto, no puede ser realizada por quien no tiene la consideración de personal de seguridad (ya que podría suponer una infracción tipificada en el art. 154.3.c, del Reglamento de Seguridad Privada).

 María Ferré
Abogada colaborador del Grupo Catalana Occidente