NUESTROS DERECHOS CUANDO ACUDIMOS AL TALLER DE REPARACIÓN DE VEHÍCULOS



Cuando acudimos a un taller mecánico a reparar nuestro vehículo tenemos derecho a recibir un presupuesto previo por escrito en el que se recojan, entre otros, los trabajos que se realizarán en nuestro vehículo y el coste de los mismos.

Dicho documento tendrá una validez de 12 días hábiles y por tanto, si dentro de ese periodo damos el consentimiento al taller para que proceda a la reparación de nuestro vehículo, ha de ajustarse a lo establecido en el mismo.

Frecuentemente, cuando llevamos el vehículo al taller nos hacen entrega de un papel “resguardo” conforme el coche queda depositado en el mismo, papel éste que el taller tiene obligación de entregarnos para poder tener un justificante del depósito de nuestro vehículo. No obstante, en ocasiones, dicha firma implica que renunciamos a nuestro derecho a que se elabore el presupuesto previo. En caso que el vehículo sufra golpes, malfuncionamientos o se le hayan de efectuar reparaciones importantes es aconsejable no renunciar nunca a ese derecho y solicitar que se efectúe un presupuesto previo para poder tener una orientación del coste que va a suponernos el trabajo del taller mecánico.

En caso que mientras el taller proceda a la reparación encuentre una avería o un defecto oculto que no se tuvo en cuenta a la hora de elaborar el presupuesto previo, el Real Decreto 1457/1986 establece que deberán ser comunicados al propietario del vehículo en un plazo de 48 horas y que deberá comunicársele también el coste adicional que éstas supondrán. Para proceder a su reparación será necesaria la conformidad expresa del propietario del vehículo.

Además, la ley prevé que el usuario, en cualquier momento, pueda desistir del encargo realizado abonando al taller el importe de los trabajos efectuados hasta el momento en que se proceda a retirar el vehículo.

Irene Navarrete Fombella
Abogada colaborador del Grupo Catalana Occidente