¿CÓMO LLEVAR A LOS MENORES EN EL VEHÍCULO?



Es muy probable que en los próximos días salgamos de vacaciones con nuestra familia en coche. Si tenemos niños pequeños hemos de recordar cuál es la normativa vigente, no tanto para evitar ser sancionados, sino para garantizar la protección de nuestros hijos ante posibles accidentes.

El artículo 117 del Real Decreto 1428/2003 de 21 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento General de Circulación, establece que los sistemas de retención de determinadas personas, en función de su talla y edad, excepto en los vehículos de más de 9 plazas, incluido el conductor, se ajustará a las siguientes prescripciones:

  • Asientos delanteros:  queda prohibido circular con menores de 12 años situados en los asientos delanteros, salvo que utilicen dispositivos homologados al efecto. Excepcionalmente, cuando su altura sea igual o superior a 135 centímetros, los menores de doce años podrán utilizar como tal dispositivo el propio cinturón de seguridad para adultos que estén dotados los asientos delanteros.
  • Asientos traseros:
      1. Las personas cuya estatura no alcance los 135 centímetros, deberán utilizar obligatoriamente un dispositivo de retención homologado, adaptado a su talla y peso.
      2. Las personas, independientemente de la edad, cuya estatura sea igual o superior a 135 centímetros y no supere los 150 centímetros, podrán utilizar indistintamente un dispositivo de retención homologado adaptado a su talla y a su peso o el cinturón de seguridad para adultos.

Los niños no podrán utilizar un dispositivo de retención hacia atrás instalado en el asiento del pasajero protegido con un “airbag” frontal, a menos que se haya desactivado, condición que se cumplirá en el caso de que dicho airbag se haya desactivado adecuadamente de forma automática.

El Reglamento General de Circulación obliga al conductor y a los pasajeros, tanto en los asientos delanteros como en los traseros, a llevar correctamente abrochado el cinturón de seguridad o el dispositivo de retención infantil cuando vaya a realizar cualquier trayecto de vía urbana o carretera.

Sanción: el incumplimiento de esta norma está tipificado como infracción grave, y se sanciona con multa de 200 € y la pérdida de 3 puntos para los conductores.

Excepción: La normativa nacional exime de la obligación de utilizar estos dispositivos de retención en los taxis, para personas cuya estatura no alcance los 135 centímetros de altura, siempre que se circule en tráfico urbano o en áreas urbanas de grandes ciudades y siempre que se ocupen los asientos traseros.

Cabe recordar que está demostrado que el uso de elementos de retención infantil adecuados a la edad y al peso del niño reduce la mortalidad, en caso de accidente de tráfico, entre un 54% y un 80%. 

Ignasi Mas Bargay
Abogado colaborador del Grupo Catalana Occidente