Las cláusulas suelo en las hipotecas

Las clausulas suelo de las hipotecas

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha fallado en su reciente sentencia de 21 de diciembre del 2016 en favor de la devolución de todo el dinero cobrado por las entidades bancarias a raíz de la inclusión de cláusulas suelo incluidas en los préstamos hipotecarios concertados con los consumidores.

Como es sabido, el Tribunal Supremo en su Sentencia de 9 de mayo del 2016, con fundamento al principio de seguridad jurídica, limitó la eficacia temporal de su sentencia en cuanto a la devolución de importes cobrados a raíz de las clausulas suelo y dispuso que ésta sólo surtiría efectos a partir de la fecha de su publicación, declarando que la nulidad de las clausulas suelo no afectaría a las situaciones definitivamente decididas por resoluciones judiciales con fuerza de cosa juzgada ni a los pagos ya efectuados antes del 9 de mayo del 2013.

Por el contrario, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha entendido que la limitación en el tiempo de los efectos jurídicos derivados de la declaración del carácter abusivo de una clausula suelo recogida en la Sentencia de 9 de mayo del 2013 del Tribunal Supremo solo permite garantizar una protección limitada a los consumidores, y no resulta compatible con el Derecho de la Unión. En consecuencia, y dado que los órganos jurisdiccionales están vinculados por la interpretación del Derecho de la Unión que lleva a cabo el Tribunal de Justicia, ha indicado que éstos deberán abstenerse de aplicar la limitación de los efectos en el tiempo que el Tribunal Supremo acordó en sentencia de 9 de mayo del 2013.

A efectos de poder reclamar la devolución de los importes pagados de más por aplicación de las cláusulas suelo incorporadas en los préstamos hipotecarios concertados con consumidores, el hecho de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea haya fallado en dicho sentido no lleva aparejado que tras dicho fallo las entidades bancarias de forma automática estén obligadas a devolver el importe pagado de más por la aplicación de la cláusula suelo.

Si bien es cierto que alguna entidad bancaria puede llevar a cabo la devolución de oficio, para el caso de aquellas entidades que defienden que la incorporación de este tipo de cláusulas en los préstamos hipotecarios es legal y se ha efectuado de forma transparente, será necesario que con carácter previo se declare la nulidad de la cláusula en cuestión por parte de los Tribunales de Justicia.

 

Carme Martorell