ARRENDAMIENTO CON OPCION A COMPRA



arrendamiento_opcion_compra_depsa_proteccion_juridicaNuestro mercado inmobiliario ve reflejada, como no puede ser de otra manera, la situación por la que atraviesa nuestra economía. Una muestra de ello es la aplicación de criterios mucho más restrictivos por parte de las entidades bancarias para la concesión de crédito para la compra de vivienda.

Ello trae consigo que refloten viejas fórmulas que el crédito fácil y sin problemas había relegado a una posición casi anecdótica. Una de ellas es el arrendamiento con opción a compra, que permite que las cantidades que el inquilino paga en concepto de arrendamiento puedan aplicarse en su totalidad o en parte a la adquisición de esa misma vivienda en un plazo determinado. Es también una opción interesante para el casero/vendedor toda vez que va percibiendo esas cantidades a cuenta del precio y no se encuentra con un inmueble vacío y que no rinde frutos.

No tiene una regulación específica, por lo que deberá atenderse a los pactos que las partes puedan establecer, siendo de aplicación genérica tanto la Ley de Arrendamientos Urbanos como el Código Civil. Recomendamos siempre que un contrato de esta naturaleza sea redactado por un profesional, toda vez que sus consecuencias jurídicas, sobre todo a nivel fiscal, pueden acarrear verdaderos quebraderos de cabeza. Los aspectos básicos que deben establecerse son el importe de la renta y si toda o parte se destinará a precio de adquisición, el plazo para ejercitar la opción de compra y el precio cierto por el que se podrá ejercitar. Es habitual la entrega de una cantidad a cuenta en el momento de formalizar el contrato, como garantía para el vendedor de la intención de compra del arrendatario.

Alejandro Martínez Vivancos
Abogado colaborador del Grupo Catalana Occidente