ACCESO PERROS EN EL METRO DE BARCELONA



452570395

 

A partir del 1 de octubre de 2014 los perros pueden viajar en metro en Barcelona, gracias a la Ordenanza Municipal de protección, tenencia y venta de animales en Barcelona, anteriormente podían únicamente los perros de asistencia, los de seguridad, y los de tamaño pequeño si iban en un trasportín, pero se ha modificado, extendiendo la autorización de entrada al Metro de Barcelona sin tener en cuenta el tamaño del animal, pero siempre y cuando se cumpla con una serie de requisitos.

En primer lugar, el animal debe estar debidamente identificado electrónicamente con el chip, así como estar inscritos en el registro censal municipal. En los casos de perros calificados como potencialmente peligrosos, deben cumplir con todos los requisitos establecidos en la Ley 50/99 de 23 de diciembre (para el ámbito estatal), con el desarrollo de la misma mediante el real Decreto 287/2002 de 22 de marzo, y para el ámbito de Cataluña la Ley 10/99 de 30 de marzo.

En segundo lugar, se admite un único perro por persona (los menores de 18 años no pueden llevar perros considerados potencialmente peligrosos) y será siempre necesario que lleven bozal y una correa NO extensible y de menos de 50 cm de largo.

La persona que lleve al perro será la responsable del mismo, y de su conducta, cumpliendo con las obligaciones que regula la ordenanza de tenencia responsable de animales.

Este extremo es importante, por cuanto, puede que el animal no vaya acompañado de su legítimo propietario (el que consta en el chip identificativo), y si el animal causa algún daño o perjuicio será responsable la persona que lo lleva, y si es persona distinta al dueño, el propietario sería responsable civil subsidiario, respondiendo, por tanto, en primer lugar el que acompaña al perro.

Los perros no podrán ocupar asiento y para las entradas y salido no pueden utilizar las escaleras mecánicas, utilizando ascensores o escalera de obra.

Los horarios que se permiten son bastante extensos, limitando las horas punta, y se podrá limitar la admisión de los animales en el metro en situaciones puntuales por grandes aglomeraciones o por motivos de seguridad. Se ha regulado que todos los sábados y festivos podrán hacer uso sin limitación horaria, así como el periodo comprendido entre San Juan (24 de junio) y la Diada (11 de setiembre) que tampoco existirá limitación ni en los días laborables. En el resto de los casos el horario es de 7 a 9’30 horas y de 17 a 19 horas.

En el caso de incumplimiento de las normas establecidas, la persona puede incurrir en una infracción leve o grave, según la Ley 4/2006 ferroviaria de 31 de marzo, en sus artículos 64s o 65 p, siendo susceptible de una sanción que en el caso de las infracciones leves es de una amonestación o sanción económica hasta 6.000 euros, y en el caso de las graves una sanción pecuniaria de entre 6.001 hasta 30.000 euros.

 

Meritxell Torras Rey

Abogada colaboradora del Grupo Catalana Occidente