LIMITE AL DISFRUTE DE LAS VACACIONES



Recientemente el Tribunal de Justicia de la UE ha dictado una sentencia respecto del derecho de los trabajadores a disfrutar de las vacaciones.

El pleito deriva de la demanda de un ciudadano alemán que tras permanecer de baja por enfermedad durante varios años, al finalizar su relación laboral reclamó una compensación económica por sus vacaciones anuales que no había disfrutado durante los años 2006,2007 y 2008, ya que al haber estado de baja se vió privado de ejercer su derecho a las vacaciones retribuidas.

A pesar de que el Tribunal considera que dicho derecho debe considerarse un principio del derecho social de la Unión, de especial importancia, respecto del cual no pueden establecerse excepciones, no se opone a que una normativa nacional contemple la pérdida del derecho a vacaciones anuales  al término del periodo que establezca su ordenamiento propio –en el caso concreto alemán son 15 meses- para disfrutarlas siempre que el trabajador haya tenido la posibilidad de disfrutarlas, y entiende, además, que un trabajador con incapacidad laboral durante varios años consecutivos no puede estar facultado para acumular de modo ilimitado derecho a vacaciones retribuidas adquiridas durante su baja.

En nuestro ordenamiento no existe una norma específica al respecto y es la jurisprudencia la que establece los criterios aplicables. Así distingue entre si la enfermedad se produce antes de empezar el periodo de vacaciones preestablecido por la empresa o durante el disfrute de las mismas.

Si se produce antes de comenzar el trabajador tiene derecho a disfrutarlas en otro periodo, aunque haya concluído el año natural a que correspondían.

Si la baja ocurre una vez iniciadas las vacaciones no se genera un nuevo derecho a las mismas.

Asimismo, los tribunales españoles han venido interpretando que las vacaciones deben disfrutarse dentro del año que correspondan, es decir con caducidad a 31 de diciembre, y con carácter general se prohíbe su acumulación a años sucesivos aunque por causas no imputables al trabajador no pudiera disfrutarse en su momento

A pesar de ello tal criterio mayoritario se viene flexibilizando en los últimos tiempos para aquellos casos en los que exista entre empresa y trabajador un pacto de acumulación, o en los casos de maternidad o IT, tal como se ha señalado anteriormente.

 Alex Serra Aragay