ACCIDENTES DE TRAFICO CON VEHICULO DESCONOCIDO



La actual legislación española no permite reclamar los daños materiales derivados de la negligencia cometida por el conductor de un vehículo “desconocido”. Mientras que por el contrario, las lesiones derivadas del mismo siniestro, sí que son indemnizables por el Consorcio de Compensación de Seguros.

Es el caso típico de las manchas de aceite o de gasolina, en medio de las calzadas de nuestras carreteras, que provocan la pérdida de control y el accidente de quien las “sufre”.

Hace unos años, las reclamaciones de este tipo de accidentes, se dirigían hacia la administración titular de la carretera, por conservarla en mal estado, o no limpiarla, en el momento en que se podía producir una mancha de este tipo. Sin embargo después, los Tribunales empezaron a desestimar estas reclamaciones, alegando que desde que se provoca la mancha de gasolina, hasta que se produce el accidente, no hay tiempo suficiente para que la administración conozca el incidente, y limpie o señalice la mancha.

El vacío legal que ello provocó, porque no había manera de reclamar un accidente de este tipo contra nadie -dado que obviamente, se desconocía al vehículo causante de la mancha-, se solventó hace unos años, interponiendo las demandas directamente contra el Consorcio de Compensación de Seguros, por “accidente causado por vehículo desconocido”. Al fin y al cabo, la mancha ha tenido que ser “dejada” por algún vehículo que pasara por el lugar, y cuyos datos se desconocen. De esta manera, se ha podido lograr que las lesiones ocasionadas en este tipo de accidentes, se puedan reclamar, con un alto grado de éxito judicial, contra el repetido Consorcio.

Ahora sólo queda, que en un futuro, los conductores que sufren daños materiales derivados de estos accidentes, también puedan reclamarlos. Pensamos que la legislación todavía adolece de un vacío legal en este caso, pero que tarde o temprano deberá corregirse, para que los perjudicados no sean agraviados por esta circunstancia.

Leandro Marco Florensa