Menores de edad / Menu principal / Protección Jurídica

LA RESPONSABILIDAD CIVIL DE LAS ESCUELAS: LOS MENORES DE EDAD

Con carácter general, los centros docentes, públicos o privados, han de responder de los daños causados por los menores de dieciocho años, cuando se hallen bajo su cuidado.

La responsabilidad del titular del centro se justifica porque es el responsable de su organización y, por tanto, de la selección y control de su personal, la ordenación de las actividades escolares, extraescolares y complementarias, así como la gestión y mantenimiento de instalaciones y materiales.

Responsabilidad civil en las Escuelas Privadas

Su responsabilidad se recoge en el párrafo quinto del art. 1903 del Código Civil: “Las personas o entidades que sean titulares de un Centro docente de enseñanza no superior responderán por los daños y perjuicios que causen sus alumnos menores de edad durante los períodos de tiempo en que los mismos se hallen bajo el control o vigilancia del profesorado del Centro, desarrollando actividades escolares o extraescolares y complementarias”.  

Respecto de la responsabilidad por actos del profesorado, el art. 1904 CC establece: “…cuando se trate de Centros docentes de enseñanza no superior, sus titulares podrán exigir de los profesores las cantidades satisfechas, si hubiesen incurrido en dolo o culpa grave en el ejercicio de sus funciones que fuesen causa del daño.”

El Tribunal Supremo, en reiterada jurisprudencia, se refiere a que “desde el momento en que los alumnos entran en las dependencias del centro hasta que lo abandonan al finalizar la jornada escolar, quedan sujetos a la vigilancia de los profesores y cuidadores del centro”.

¿Y qué pasa fuera de las instalaciones de la escuela? Si el alumno ha salido del centro en horario escolar, el titular de la escuela o, en su caso, a los profesores, son responsables de sus actos por no observar una vigilancia y control adecuados. Caso problemático es el de los centros que permiten a alumnos cercanos a la mayoría de edad a salir durante el recreo. Lo procedente sería que la escuela solicitara autorización por escrito a los padres con el fin de exonerarse de cualquier tipo de responsabilidad.

Vías de reclamación:

  • La vía civil.
  • La vía penal: si la responsabilidad dimana de un delito o una falta por parte de algún maestro o trabajador del centro educativo, procedería presentar denuncia y reclamar en dicha vía la responsabilidad civil. Si el autor del delito o falta es un menor de edad será competente el Juzgado de Menores y su marco normativo es la Ley Orgánica 5/2000, reguladora de la responsabilidad penal de los menores.

Responsabilidad de los Centros docentes públicos

Cuando se trata de centros públicos la normativa a aplicar es la que regula la responsabilidad patrimonial de la Administración (arts. 139 y siguientes de la Ley 30/1992 de Régimen jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común), pues el daño ocasionado por un menor de una escuela pública, cuando se halle bajo su control, puede considerarse consecuencia de un funcionamiento del servicio público de enseñanza.

En conclusión, para reclamar una responsabilidad civil a una escuela pública deberemos dirigir la acción contra la Administración, pero siempre en la jurisdicción contencioso-administrativa.

Ignasi Mas Bargay
Abogado colaborador del Grupo Catalana Occidente