Derecho / Justicia / Ley / Reforma Ley / Vivienda

Nuevos plazos de prescripción de las acciones Civiles

Los plazos de prescripción de acciones Civiles, de 15 a 5 años

 

La reciente reforma operada por la Ley 42/2015 publicada el pasado 6 de octubre, (entrada en vigor el 7 de octubre) modifica los plazos de prescripción de las acciones civiles que contemplaba el Código civil, acortándolos significativamente, al pasar muchos de ellos de 15 años a sólo 5.

Hasta la reforma, al respecto de la prescripción de las acciones Civiles, el artículo 1.964 del Código Civil establecía que:

  • la acción hipotecaría prescribía a los 20 años
  • las acciones personales que no tengan señalado término especial, prescribían a los 15 años.

Tras la reforma, el plazo de prescripción de las acciones hipotecarias queda igual, si bien el plazo de prescripción para las acciones personales se reduce  a tan sólo 5 años.

Este plazo de 5 años será el aplicable, a partir de ahora, por ejemplo a las obligaciones derivadas de un contrato de compraventa, a la acción de resolución de contrato por causa de incumplimiento, a las reclamaciones por cumplimiento defectuoso de la obligación al entregar una cosa distinta a la contratada o con defectos impropios (aliud pro alio), a la reclamación de un comunero a la comunidad de propietarios por los daños ocasionados por un elemento común, a la acción de responsabilidad contractual ejercitada por la Comunidad de Propietarios por entregarse las viviendas con vicios, a la acción del arrendador de un inmueble para reclamar la revisión de rentas o a la acción que puede ejercitar un Colegio profesional para exigir responsabilidad por daños causados en el deficiente funcionamiento de una relación orgánica.

Prescipción de las acciones personales previas a la reforma

Sin embargo, ¿cuando prescribirán las acciones personales que ya hubieran surgido antes de la entrada en vigor de esta ley? ¿Se les aplicará el anterior plazo de 15 años o el nuevo de 5?

Tal cuestión queda resuelta con la Disposición Transitoria Quinta, que a su vez hace una remisión al artículo 1.939 del Código civil, de modo que se entenderá que la prescripción iniciada antes del 7 de octubre de 2015 seguirá siendo 15 años, excepto en aquellos casos en que desde la fecha de entrada en vigor de la ley transcurra todo el tiempo en ella exigido para la prescripción (esto es 5 años), aunque por la norma anterior les hubiera correspondido un plazo más largo.

Dicho de modo más sencillo:

  • A las acciones derivadas de relaciones jurídicas nacidas entre el 7-10-2000 y el 7-10-2005 se les seguirá aplicando el plazo de 15 años (como se venía haciendo hasta ahora)
  • A las acciones derivadas de relaciones jurídicas nacidas entre el 7-10-2005 y el 7-10-2015, se les aplicará el nuevo régimen presciptivo, de modo que aunque según normativa anterior les hubiera correspondido un plazo de 15 años, prescribirán el 7 de octubre de 2020 (esto es, 5 años después de la entrada en vigor de la nueva ley, puesto que es el nuevo plazo de prescripción establecido)
  • A las acciones derivadas de relaciones jurídicas nacidas a partir del 7-10-2015 se les aplicará sin duda alguna el nuevo plazo prescriptivo de 5 años (articulo 1.964 Código civil, reformado por la Ley 42/2015)

Patricia Díaz Gil