Actualidad / Menu principal / Protección Jurídica

NOVEDADES EN LA DEDUCCIÓN POR INVERSIÓN EN VIVIENDA HABITUAL PARA EL EJERCICIO 2011

Ante el comienzo de la campaña de Renta, debemos informar que -a raíz de la publicación del Real Decreto Ley 20/2011, de 30 de Diciembre, de Medidas Urgentes en Materia Presupuestaria, Tributaria y Financiera para la Corrección del Déficit Público- se ha modificado la redacción del del artículo 68 de La Ley 35/2006, de 28 de Noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (en adelante I.R.P.F.), que nos obliga a modificar el artículo que sobre este tema se publicó en Marzo de 2011.

I.- DEDUCCIÓN POR INVERSIÓN EN VIVIENDA HABITUAL.

La principal modificación es que se suprime la limitación establecida para la aplicación de la deducción  a los contribuyentes cuya base imponible sea inferior a 24.107,20 euros anuales.

Es decir, todos los contribuyentes, con independencia de la cuantía de su base imponible, tendrán derecho a deducirse en el ejercicio 2011  -en el tramo correspondiente a la cuota íntegra estatal- el 7,5% de las cantidades satisfechas por la adquisición o rehabilitación de la vivienda que constituya o vaya a constituir la residencia habitual del contribuyente.

La base máxima de esta deducción será de 9.040 euros anuales y estará constituida por las cantidades satisfechas para la adquisición o rehabilitación de la vivienda, incluidos los gastos originados que hayan corrido a cargo del adquirente y, en el caso de financiación ajena, la amortización, los intereses, el coste de los instrumentos de cobertura del riesgo de tipo de interés variable de los préstamos hipotecarios regulados en el artículo decimonoveno de la Ley 36/2003, de 11 de Noviembre, de medidas de reforma económica, y demás gastos derivados de la misma. En caso de aplicación de los citados instrumentos de cobertura, los intereses satisfechos por el contribuyente se minorarán en las cantidades obtenidas por la aplicación del citado instrumento.

En los supuestos de nulidad matrimonial, divorcio o separación judicial, el contribuyente podrá seguir practicando esta deducción, en los términos que reglamentariamente se establezcan, por las cantidades satisfechas en el período impositivo para la adquisición de la que fue durante la vigencia del matrimonio su vivienda habitual, siempre que continúe teniendo esta condición para los hijos comunes y el progenitor en cuya compañía queden.

Por último, señalar que cuando se adquiera una vivienda habitual habiendo disfrutado de la deducción por adquisición de otras viviendas habituales anteriores, no se podrá practicar deducción por la adquisición o rehabilitación de la nueva en tanto las cantidades invertidas en la misma no superen las invertidas en las anteriores, en la medida en que hubiesen sido objeto de deducción.

Respecto al tramo autonómico de la deducción por inversión en vivienda habitual, se encuentra regulado en el artículo 78 de la mentada Ley  35/2006 que, según la redacción dada por la Ley 22/2009 de 18 de Diciembre, dispone que:

“1. El tramo autonómico de la deducción por inversión en vivienda habitual regulada en el artículo 68.1 de esta Ley será el resultado de aplicar a la base de la deducción, de acuerdo con los requisitos y circunstancias previstas en el mismo, los porcentajes que, conforme a lo dispuesto en la Ley 22/2009, por el que se regula el sistema de financiación de las Comunidades Autónomas de régimen común y Ciudades con Estatuto de Autonomía, hayan sido aprobados por la Comunidad Autónoma.

2. Si la Comunidad Autónoma no hubiese aprobado los porcentajes a que se refiere el apartado anterior, serán de aplicación los siguientes:

a) Con carácter general el 7,5 %.

b) Cuando se trate de obras de adecuación de la vivienda habitual por personas con discapacidad a que se refiere el número 4 del artículo 68.1 de esta Ley, el porcentaje será el 10 %.”

 II.- CUENTAS VIVIENDA.

También podrán aplicar esta deducción, y en las mismas condiciones,  por las cantidades que se depositen en entidades de crédito, en cuentas que cumplan los requisitos de formalización y disposición que se establezcan reglamentariamente, y siempre que se destinen a la primera adquisición o rehabilitación de la vivienda habitual, con el límite, conjuntamente con el previsto en el apartado anterior, de 9.040 euros anuales.

Los requisitos de las mentadas cuentas Vivienda, ya se comentaron en nuestro anterior artículo y no han sufrido variación.

III.- OBRAS DE ADECUACIÓN NECESARIAS PARA LA ACCESIBILIDAD DE PERSONAS DISCAPACITADAS. 

También se suprime el límite de que la base imponible sea inferior a 24.107,20 euros anuales. Tan solo recordar que la base inponible máxima de la deducción, en este caso, es de 12.080 euros y el porcentaje de deducción es del 10%. El resto de requisitos queda igual.

Juan Carlos Arregui
Abogado colaborador del Grupo Catalana Occidente