Alcoholemia / Tráfico / Vehiculo

EL DELITO DE ALCOHOLEMIA

El delito de alcoholemia viene regulado en el Artículo 379 del Código Penal, en el mismo se establece que la conducta tipificada es conducir bajo los efectos del alcohol, pero siendo ello un concepto muy amplio, en una de las reformas del Código Penal, se añadió que siempre se entenderá que se conduce bajo la influencia de bebidas alcohólicas cuando el resultado de la prueba sea superior a y ello se entenderá siempre que el resultado sea una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60mg/l, o tasa en sangre superior a 1,2g/l.

¿Que penas conlleva el delito de alcoholemia?

Las penas que en el Artículo 379 CP establece son:

–         Pena de prisión de 3 a 6 meses
o
–          Pena de Multa de 6 a 12 meses
o
–          Trabajos en Beneficio de la Comunidad de 31 a 90 días
y
–          Privación del derecho a conducir de 1 hasta 4 años

Es muy importante, tener en cuenta que se condenará SIEMPRE con la privación del derecho a conducir y con UNA de las tres restantes opciones, es decir, ó prisión ó multa ó trabajos en beneficio de la Comunidad.

El hecho de que en la actualidad se condene únicamente con prisión o multa o trabajos en beneficio de la comunidad, ha sido una reforma del Código Penal a partir de la entrada en vigor de la Ley Orgánica 5/2010, de 22 de junio, por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, en diciembre de 2010, ya que anteriormente era prisión o multa Y trabajos en beneficio de la comunidad.

Al tratarse de un delito se iniciará la vía judicial, y será obligatorio que el conductor sea asistido de Letrado que le informará de las posibilidades de defensa, y de las consecuencias de llegar a un acuerdo con el Ministerio Fiscal (posible reducción de un tercio de la pena).

En el caso de que exista condena por dicho delito, quedará constancia de la comisión del mismo, con los correspondientes antecedentes penales; lo que supone que una segunda infracción penal por otra conducción etílica, pueda ver agravada la pena impuesta, por cometer reincidencia.

Meritxell Torras Rey