Alcoholemia / Menu principal

LOS CICLISTAS ANTE LA PRUEBA DE ALCOHOLEMIA

Empezaremos explicando el caso de un ciclista que en diciembre del año pasado no se detuvo ante la fase roja de un semáforo. Una patrulla de la Guardia Urbana le detuvo y, tras hacerle la prueba de alcoholemia, le multaron con 200€ por no respetar el semáforo,  500€ por circular bajo los efectos del alcohol y a la retirada de 4 puntos de su carné de conducir.

Vamos a aclarar las siguientes incógnitas:

¿Puede circularse en bicicleta aunque se haya ingerido alcohol?

El Reglamento General de Circulación en su artículo 27, considera “muy grave” conducir una bicicleta habiendo ingerido o incorporado al organismo estupefacientes, psicotrópicos, estimulantes u otras sustancias análogas, bajo cuyo efecto se altere el estado físico o mental apropiado para circular sin peligro.

¿Qué sanción procedería imponer?

El infractor puede ser sancionado con una multa de 500 euros (con la reducción del 50% si se no la recurre y la paga en los 20 días naturales siguientes a su notificación).

¿Qué tasa de alcohol establece la norma para los conductores de bicicletas?

Los conductores de bicicletas no podrán circular por las vías objeto del ámbito de aplicación de la Ley sobre Tráfico, Circulación de vehículos a motor y Seguridad Vial, con una tasa de alcohol en sangre superior a 0,5 g/l, o de alcohol en aire espirado superior a 0,25 mg/l.

En el supuesto de que el conductor de una bicicleta arroje una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60, o en sangre superior a 1,2 g/l, ¿estaríamos, por tanto, ante un delito en base a lo que establece el art. 379 del vigente Código Penal? NO, la conducción de vehículo a motor o ciclomotor es un elemento imprescindible para subsumir la citada conducta dentro de dicho tipo penal. Como la bicicleta no tiene la consideración de vehículo a motor o ciclomotor, en caso de superar las citadas tasas de alcohol, no estaríamos ante una conducta tipificada en el Código Penal, sino, tal como hemos indicado, en una infracción administrativa muy grave.

¿Qué ocurre en el caso de que el conductor de una bicicleta se niegue a la realización de las pruebas de detección alcohólica?

El conductor de una bicicleta está obligado a someterse a dichas  pruebas:

  • cuando se encuentre implicado como presunto responsable de un accidente de circulación.
  • en caso de conducir con síntomas evidentes o manifestaciones que presuman que lo hace bajo la influencia de bebidas alcohólicas.
  • cuando sea denunciado por la comisión de alguna infracción tipificada en el Reglamento General de Circulación.
  • en caso de realización de controles preventivos de alcoholemia ordenados por la Autoridad competente.

En consecuencia, los ciclistas no podrán negarse a someterse a las pruebas de detección de estupefacientes, psicotrópicos, estimulantes y otras sustancias análogas, igual que les ocurre a los demás conductores y si se negara cometería una infracción administrativa muy grave, 500 euros de multa, (con la reducción del 50% si  paga en el plazo indicado anteriormente y no presenta recurso), pero, al igual que indicábamos anteriormente, al no cometerse dicha infracción conduciendo un vehículo a motor o ciclomotor NUNCA incurriría en la conducta delictiva prevista en el art. 383 del Código Penal.

¿Los ciclistas pueden perder los puntos de su carné de conducir?

Al ciclista no se le pueden detraer puntos de su carné de conducir, si lo tuviera.

Se han dado varios casos de policías que, como en el caso que hemos explicado al inicio, con exceso de celo, han tratado de quitar puntos del permiso de conducir a usuarios de bicicleta, incluso a peatones, que habían cometido alguna infracción castigada en la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, tratándoles igual que a los conductores de vehículos a motor.

Esto queda aclarado en la GUÍA CODIFICADA DE INFRACCIONES, que entró en vigor el 24 de mayo de 2010, y que incluye las infracciones de la Ley de Seguridad Vial, Reglamento General de Circulación, Seguro Obligatorio de Automóviles, Reglamento General de Vehículos, de Conductores, de Escuelas Particulares de Conductores y Centros de Reconocimiento de Conductores: “Sólo es posible detraer puntos cuando la infracción se haya cometido con ocasión de la conducción de un vehículo para el que se exija autorización administrativa para conducir (Anexo II de la Ley de Seguridad Vial). No cabe detraer puntos ni a ciclistas ni a peatones”.

En consecuencia, si cuando circulamos en bicicleta somos sancionados con la retirada de puntos de nuestro carné de conducir, deberemos presentar, dentro de plazo, recurso ante la Administración sancionadora, dado que no es procedente.

Ignasi Mas Bargay
Abogado colaborador del Grupo Catalana Occidente