Date archives Julio 2017

Derecho / Matrimonio

DIFERENCIAS LEGALES ENTRE MATRIMONIO Y PAREJA DE HECHO

Hace años cuando se formaba una familia no se entendía de otra forma que no fuese mediante el vínculo matrimonial, si bien desde hace un tiempo hasta la actualidad  la convivencia no matrimonial es una  realidad cada vez más extendida entre los nuevos modelos de familia, y cada opción presenta una situación jurídica distinta.

Las diferencias más significativas que encontramos entre ambas, se centran en temas fiscales, hereditarios y de liquidación del patrimonio común.

Además, es indispensable tener presente el tipo de regulación existente en el lugar de residencia de la pareja, ya que, a diferencia del matrimonio, cada comunidad autónoma tiene su propia legislación y no todas regulan los mismos derechos.

De forma resumida las similitudes y diferencias entre ambas modalidades son:

  1. Hijos en común y adopciones

En cuanto a derechos y obligaciones, la ley no distingue entre matrimonio y pareja de hecho. El interés superior del menor provoca que estos queden protegidos en todas las regulaciones tanto a nivel estatal como autonómico y los derechos del menor siempre quedarán reconocidos sea cual sea la situación legal como pareja de sus progenitores.

Por tanto al no distinguirse derechos y obligaciones entre matrimonio y pareja de hecho, los hijos quedan protegidos tanto cuando se produce una ruptura de la pareja/matrimonio referente a la (guarda, pensión de alimentos y régimen de visitas) como en lo que hace referencia a derechos sucesorios.

  1. Fiscalidad

A diferencia del matrimonio, los miembros de una pareja de hecho no pueden tributar conjuntamente a efectos de IRPF.

  1. Cuestiones hereditarias

En el supuesto que el cónyuge/pareja fallecido no hubiera otorgado testamento habrá que atenerse a lo dispuesto en la legislación de cada Comunidad Autónoma; en el caso de Aragón, Cataluña, Galicia, País Vasco, Navarra y Baleares equiparan derechos sucesorios (pareja-cónyuge).

Respecto de la pensión de viudedad y para poder acceder a la misma, en el caso de las parejas de hecho, será necesario acreditar una convivencia previa a la defunción de 5 años.

  1. Ruptura y liquidación del patrimonio común

A diferencia del régimen económico matrimonial, en las parejas de hecho esta cuestión está expresamente regulada en las comunidades autónomas de Aragón, Baleares, Cataluña, Cantabria, Navarra y País Vasco. Si este punto no queda aclarado en la legislación autonómica, será el juzgado el que determine si procede o no el derecho a pensión, y se ha de tener en cuenta que en el momento de la inscripción como pareja de hecho se puede pactar una compensación para el caso de ruptura.

Si se produjese desequilibro económico, la parte más desfavorecida, en el caso de parejas de hecho, no podría solicitar una prestación compensatoria (como en el matrimonio) pero sí una prestación alimentaria.

 

Arantza Casaubón

Abogada

Actualidad

2017, un año de cambios en la normativa para los sistemas de retención infantiles destinados al automóvil

Como sabemos, y la Dirección General de Tráfico nos recuerda, es obligatorio hacer uso de los sistemas de retención mientras circulamos a bordo de un automóvil, pues de ello depende, en gran medida, que podamos salvar nuestras vidas en caso de un accidente. No en vano,  usando el cinturón de seguridad, cada año se podrían salvar en la Unión Europea del orden de 7.000 personas, según datos de la Dirección General de Tráfico.

Aún mayor debe ser nuestro celo en el cumplimiento de tal norma en lo que concierne a la seguridad de nuestros hijos de corta edad que puedan viajar con nosotros. Es por ello que, cuando su altura es inferior a 135 cm, también ellos deben viajar con su propio sistema de retención adecuado (homologado) a su talla y peso, si bien, además, deberán viajar obligatoriamente en los asientos traseros, excepto en aquellos casos en los que el automóvil no disponga de ellos, se hallen ocupados por otros menores de idénticas condiciones, o no sea posible instalar en dichos asientos todos los sistemas de retención infantil. Solo si nos encontrásemos en alguno de estos tres casos, el menor podrá viajar en el asiento delantero con su sistema de retención propio.

Pues bien, hasta ahora, dichos sistemas debían respetar necesariamente el Reglamento Europeo ECE R-44/04, el cual viene a ser actualizado este año a través de la entrada en vigor de la segunda fase del Reglamento  ECE R-129 (i-Size), que desde 2013 y hasta la fecha regulaba las sillas infantiles desde el recién nacido hasta los 105 cm de altura, y que durante los próximos años regulará, en paralelo con el anterior, cualquier aspecto relacionado con dichos sistemas de retención infantiles.

Los cambios en la normativa más significativos, que entrarán en vigor a partir de este verano son los siguientes:

  • Se prescinde de la clasificación en función de grupos 0/0+/I/II/III (y sus correspondientes intervalos de peso) y cada asiento solo indicará la talla (estatura) y peso máximo de los niños que puedan usarla.
  • El sistema ISOFIX ya no será de uso obligatorio y pasará a ser opcional para las sillas destinadas a niños que midan de 100 a 150 cm.
  • Se garantiza que todos los asientos orientados hacia atrás puedan ser utilizados, al menos, hasta los 15 meses de edad, y ello a fin de fomentar el uso de asientos infantiles orientados hacia atrás, más segura para los niños que viajar mirando hacia adelante.
  • Se trata de universalizar las dimensiones de los asientos de los automóviles y la adecuación a ellos de los sistemas de retención infantil (mediante la creación de la talla única (o “talla-i”), de modo que un asiento que haya sido homologado según esta norma “talla-i” pueda ser usado en cualquier plaza de “talla-i” de los vehículos, a diferencia de la actual normativa ECE R44/04, en la que conviven diferentes tipos de asientos.
  • Otra novedad importante es que los elevadores sin respaldo sólo podrán ser utilizados por niños de más de 125cm y, a partir de 2017 ya no se podrán vender sin respaldo.

Por último, recordarles que, de las infracciones en materia de sistemas de retención para nuestros hijos menores, seremos nosotros responsables como conductores del vehículo.

Francisco Javier Cascales de Águeda

Abogado